Dios―Nuestra mayor protección

Dios―Nuestra mayor protección

Todos necesitamos protección en algún momento—protección del medio ambiente, de enfermedades e incluso de personas. Una buena planificación y preparación puede ayudarnos a estar seguros en situaciones desafiantes, pero al fin y al cabo es Dios Quien es nuestra mayor protección. Él obra en nosotros para mantenernos seguros de cualquier peligro, y Él causa que prosperemos en este mundo. Jehová es el que da la verdadera seguridad.


Proverbios 21:31:
El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria
[o la seguridad].

La preparación y la vigilancia son importantes, pero debemos de mantener la seguridad en su perspectiva apropiada. Dice en Salmos 127:1: «Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia». Es Dios Quien guarda y protege a Su gente. La habilidad propia del guardia es limitada, pero con Dios el guardia siempre puede estar confiado de llevar a cabo su tarea.


Proverbios 29:25:
El temor del hombre pondrá lazo; Mas el que confía en Jehová será exaltado.

Dios nos protege y nos libra cuando ponemos nuestra confianza en Él. La Biblia está repleta de relatos acerca de Dios protegiendo a Su gente cuando ellos pusieron su confianza en Él: Noé, Abraham, Josué, Gedeón, Ezequías, Ester, Daniel, Nehemías, Jesucristo, Pedro, Pablo y otros. A medida que Moisés y los hijos de Israel creyeron la Palabra de Dios, Él los protegió de las enfermedades de aquellos que los rodeaban (Éxodo 15:26). David creyó «en el nombre de Jehová de los ejércitos» para vencer a Goliat y llevar liberación a Israel.


Salmos 33:16-20:
El rey no se salva por la multitud del ejército, Ni escapa el valiente por la mucha fuerza.
Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar.
He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen
[respetan], Sobre los que esperan en su misericordia,
Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.
Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.


Salmos 46:1:
Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

La fuerza y las habilidades naturales siempre son limitadas. Pero la fortaleza y la habilidad de Dios son ilimitadas. Como creyentes renacidos, no tenemos que depender de nuestra propia fuerza, porque nuestro Padre celestial es nuestro amparo y fortaleza.

Hay algunas cosas que podemos hacer para ver la protección de Dios.

  • Guardar fielmente la Palabra de Dios en nuestro corazón y recordar las promesas de Dios. Dios nos da la sabiduría que necesitamos para tomar las decisiones correctas para que podamos vencer y prosperar en cualquier situación.


    Josué 1:8,9:
    Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
    Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

    Dios le dijo a Josué que si él vivía conforme a la ley del Señor, entonces Josué prosperaría y todo le saldría bien.

  • Orar y echar toda nuestra ansiedad sobre Dios (I Pedro 5:7). Podemos acostarnos cada noche sabiendo que nuestro Padre celestial nos protegerá y nos cuidará.


    Salmos 4:8:
    En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

  • Planificar y prepararse con consejos sabios. Buscamos ayuda de aquellos que tienen la sabiduría de Dios y que creen Su Palabra.


    Proverbios 11:14:
    …en la multitud de consejeros hay seguridad.

  • Hablar la Palabra de Dios con denuedo.


    Hechos 4:29:
    Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra.

    Vencemos las amenazas y los temores con la poderosa Palabra de Dios. Brillamos como luminares para disipar las tinieblas de este mundo.

Dios es nuestra mayor protección. Ponemos nuestra confianza en Su habilidad y poder y no en nosotros mismos. A medida que creemos Su Palabra, ¡nuestro Padre celestial nos da la libertad para movernos seguros en nuestras comunidades y prosperar, sabiendo que Jehová es el que da la verdadera seguridad!

Haga clic aquí para obtener PDF

© 2022 von The Way International™. Alle Rechte vorbehalten. | Nutzungsbedingungen und Datenschutzerklärung

The Way International, The Way, La Voie, El Camino, The Prevailing Word, und sein Design, The Way of Abundance and Power, The Way Magazine, Disciples of the Way Outreach Program, Way Disciples, The Way Corps und Camp Gunnison⁠—⁠The Way Household Ranch sind eingetragene Dienstleistungsmarken oder Marken von The Way International in den Vereinigten Staaten und/oder anderen Ländern.